5 lecciones que todo emprendedor puede aprender del mar

Innovación Social y Turística
5 lecciones que todo emprendedor puede aprender del mar

5 lecciones que todo emprendedor puede aprender del mar

Emprender un negocio puede llegar a ser como vivir en un mundo diferente. La posibilidad de crear algo nuevo es hermosa, hay que tomar riesgos, es fascinante de admirar, te inspira a hacer cosas nuevas y requiere de un esfuerzo continuo para poder poder sobrevivir en él.

Todo lo anterior, se parece mucho a la vida de un marinero. Que también es un emprendimiento que para el cual pocas personas están hechos, pero en el proceso pueden aprender valiosas lecciones que pueden servir para cualquier emprendimiento que se realice en tierra. Como ya leímos en Gananci, aprovechar experiencias de terceros puede ayudar enormemente a ajustar nuestras perspectivas a la hora de emprender.  

La gente que pasa muchos años en el mar, tiene una perspectiva diferente de las cosas. Porque es una experiencia que te cambia. Cualquier cosa a la que te dediques dejará un profundo impacto en tu carácter, pero el mar es tan poderoso que deja una marca igual de poderosa.

No he pasado una vida en el mar, solo unos breves momentos algunas veces al año. Pero en ese tiempo, aprendí algunas lecciones que solo el mar puede enseñarte y que estoy segura, que como emprendedor/a, te serán de gran ayuda en este increíble viaje que es tener tu propio emprendimiento.

“Los barcos están seguros en el puerto, pero no fueron construidos para eso”

1.- NO SIEMPRE TENDRÁS A LA VISTA TU DESTINO

Cuando estas dirigiendo una embarcación en el mar abierto, tus sentidos no pueden decirte donde estas o a dónde vas. El horizonte se extiendo en los cuatro puntos cardinales. Tienes que confiar en otros medios para saber si sigues en el rumbo correcto. Un GPS o la astronavegación es todo lo que te guía en el océano.

Pero tienes que creer en estas herramientas. Y tener fe de que si sigues tu rumbo, eventualmente alcanzaras tu destino.

Así muchas veces ocurre en los negocios, es fácil desanimarse cuando al luchar para lograr tus objetivos no puedes apreciar que hayas logrado algún progreso. Muchas veces pensarás que estas muy lejos de tu destino. Pero con un poco de fe en tu proyecto, siguiendo tu plan de negocios y estando atento a las señales, siempre alcanzaras tus objetivos.

2.- LA NATURALEZA ES LA QUE MANDA

Nuestra cultura esta fascinada con controlarlo todo. A medida que la tecnología va mejorando, buscamos más y más maneras de controlar el mundo natural. En el mar te das cuenta que la Naturaleza es siempre la que manda.

Para el océano, incluso en un gran barco fabricado con los mejores materiales, no somos más significativos que una gaviota solitaria, un delfín o incluso un insecto. No nos trata con ninguna dignidad o respecto solo porque somos humanos. Tratara de rompernos e incluso, tomar nuestras vidas.

La vida es preciosa y delicada. Podemos desaparecer en un instante en cualquier lugar pero esta es una realidad que se intensifica en el mar.

La experiencia del mar es capaz de recordarte sin problemas tu propia mortalidad. En el mundo moderno, es normal olvidarse de que los frágiles que somos. Como emprendedores debemos seguir nuestra pasión, pero también vivir con alegría valorando lo que es realmente importante, debido a que nunca sabemos cuándo será nuestro ultimo día en esta tierra.

3.-ALGUNAS VECES LAS CONDICIONES SON FAVORABLES, OTRAS VECES SERÁN ADVERSAS

En el mar puedes conseguir vientos de hasta 55 nudos y fuertes corrientes. Eso es lo que un meteorólogo llamaría un clima inclemente pero un marinero experto debería ser capaz de sortearlo confortablemente. Ya que él no pelearía con el mar, porque sabe muy bien que el mar tiene momentos así. En tiempos de clima inclemente, a veces la mejor decisión es ir la corriente.

Pero otros marineros no tienen tanta suerte o experiencia. Una vez, escuche de de unos jóvenes que se enfrentaron a vientos de 35 nudos, corrientes moderadas y un mar picado. Y aunque este clima no era tan terrible que el que describí antes, afecto mucho más a estos muchachos porque estaban tratando de enfrentarlo directamente.

Cuando un emprendimiento ha avanzado, las  cosas empiezan a moverse fácilmente por algún tiempo pero otras veces tienes que pelear y esforzarte por llegar a donde quieres. Algunas veces estas luchas serán fútiles debido a las circunstancias; pero algunas veces el fracaso se deberá por la manera en la que te enfrentaste al problema.

Debes aceptar que algunas veces las condiciones te favorecerán y otras no lo harán. Pero debes saber que estas siempre van a cambiar. Si te aferras a tu curso y estás preparado para los embates que te encontrarás en el camino de vez en cuando, eventualmente llegarás a tu destino.

4.- EL LIDERAZGO LO ES TODO

Aunque estar en el mar parezca ser una labor tranquila y serena, todo puede cambiar de manera muy brusca y convertirse en una situación peligrosa sin previo aviso. Todas las personas a bordo necesitan de un alto grado de dominio propio para asegurarse de estar listos para realizar de manera inmediata, cualquier tarea que sea necesaria.

Cuando una situación peligrosa empieza a desarrollarse, los marineros deben reaccionar y la persona a cargo debe ponerse al mando del problema inmediatamente. No hay nada que te pueda ayudar de manera inmediata, aparte de las personas y el equipamiento que lleves a bordo. El personal necesita tener fe en el liderazgo y los líderes necesitan demostrar tenacidad y temple a la hora de dar órdenes.

A diferencia del mar, la falta de liderazgo puede que no represente una diferencia entre la vida y la muerte en la mayoría de las situaciones que sobrellevamos normalmente. Pero un fuerte liderazgo, de uno mismo y de otros, es la clave para mantener un negocio naciente a flote. Es una poderosa herramienta que debe ser usada para lograr los objetivos de la empresa. Siempre preocúpate por desarrollar tus habilidades de liderazgo debido a que serán ellas las que lleven a tu negocio a buen puerto, sea lo que sea a lo que te dediques.

5.- NO PUEDES SER UN SOLITARIO LOBO DE MAR

Lobo de mar

En el mar, dependes de tu tripulación para todo. Tienes que trabajar con ellos, comer con ellos, vivir con ellos y socializar con ellos. No puedes aislarte y tratar de sobrevivir por tu cuenta.

La gente en la vida diaria muchas veces trata de convertirse un ejército de un solo hombre a la hora de emprender debido a que no confían en los demás. Algunas personas defienden con tanta ferocidad su autosuficiencia, que no logran abrirse a los demás y mucho menos permitir que los ayuden.

Las relaciones humanas son un factor crítico de cualquier negocio. Asegúrate de apartar tiempo para nutrir las relaciones con tus empleados, tus proveedores, tus clientes, tus competidores y la gente que es importante para ti; si descuidas las relaciones y conexiones que has creado con tu empresa, puede que un día despiertes y descubras que tu negocio es una solitaria boya a la deriva en medio del océano, sin posibilidades de tocar tierra de nuevamente.

Si perteneces a un Ayuntamiento, o a uno de los nuevos Grupos de Acción Local Costera en Andalucía, o tal vez eres miembro de una Cofradía de pescadores, puedes contactarnos desde aquí, y te enviaremos información sobre el programa formativo en Turismo Marinero que hemos desarrollado que sirve como herramienta de desarrollo de emprendimiento en el ámbito del sector pesquero y en la innovación turística del litoral.

Desde aquí, nos puedes contactar y te responderemos a la mayor brevedad

Nombre persona o entidad solitante


Teléfono


Localidad

E-mail (requerido)


Comentario