La pesca del Pez Volador

La pesca del Pez Volador

Que Estepona es de arraigo y tradición marinera no hay ni que dudarlo, pero es sin duda en verano, durante los meses de finales de julio y agosto, cuando en el Puerto Pesquero y en toda la localidad se ven unos pescados colgados y dejándose secar con la brisa del mar y el Sol del sur. Son los peces voladores.

Es curioso porque es una pesca que, en toda la provincia de Málaga, sólo se realiza en Estepona y Sabinillas, junto a la Línea de la Concepción, Ceuta y Tarifa. Es decir, en el área del Estrecho de Gibraltar.

Del pez volador, familia “Exocoetidae” me cuentan que durante los meses de marzo y abril vienen del Océano Atlántico hacia el Mediterráneo para desovar en aguas cálidas.

De aspecto singular y de vivos tonos azules, platas y morados, tiene unas grandes aletas pectorales que le ayudan a planear durante largas distancias; los hemos visto recorrer más de 30 metros hasta que han vuelto a sumergirse en el mar.

Es en su paso de vuelta al Océano Atlántico cuando la mayor parte de la flota pesquera artesanal de Estepona cambiamos nuestros artes de pesca por la llamada “red de volaera” y, cuando las familias de los pescadores acondicionan sus cuartos de almacenes de la playa para dejarlos preparados para el proceso de secar este rico manjar en salazón.

¡Nuestra experiencia!

Es una temporada que me encanta y, desde hace tres años, os enseñamos cómo pescan esta especie. Por eso, bien temprano comenzamos nuestro día marinero, la mar nos espera y, tras un ratito de navegación donde tenemos otra perspectiva de nuestra costa, nos encontramos a los primeros barcos de pesca con la red calada o a punto de recogerla.

Junto a visitantes que quieren compartir una mañana de trabajo con los pescadores, nos acercamos a nuestros barcos colaboradores (como el Lobo, Pepe Cervantes, Pedro Benzal, Anas y muchos más) que de buen grado nos demuestran cómo es su duro trabajo. Pasamos muy cerca de la red y, con la mar en calma, podemos hasta contar el pescado que ya hay enmallado. Más de un día, los vemos cómo planean cerca nuestra. ¡Espectacular!

pesca-estepona-turismo-marinero-costa-del-sol

Una vez en el Puerto Pesquero, continuamos nuestra experiencia marinera, conociendo y viendo de primera mano junto a los pescadores cómo es el proceso de preparación previa al secado. En este momento comprenden que el trabajo no acaba tras la faena de pescarlos, sino que hay que quitarles las escamas, las tripas, la cabeza, cepillar muy bien el interior de la barriga, enjuagarlos, anudarlos uno a uno, salarlos, volverlos a enjuagar tras dos o tres horas y, finalmente, colgarlos al Sol durante varios días. Si el viento es de levante, tardará unos días más, y si el viento es de poniente, tardará menos en secarse. Por eso, las familias de los pescadores están atentas al pescado durante todo el día.

secado-pez-volador-turismo-marinero-costa-del-sol

Luego, paseamos hacia la playa y empezamos a ver los tendederos repletos en este rico manjar y, mientras llega el momento de degustar el pescado ya seco, algunos de nuestros pescadores nos deleitan con historias de su día a día.

Para mí, ser vuestra guía marinera y compartir con vosotros nuestro trabajo es un verdadero placer y orgullo. Y lo que comienza como una excursión más en Estepona para muchos visitantes, se convierte en una auténtica experiencia difícil de olvidar.

Shonia.